Tips Equinos:

La frecuencia recomendada para lavar un caballo dependerá de diversos aspectos como el clima en que habita y la actividad física que realiza



  • En cuanto al baño de los caballos:

La frecuencia recomendada para lavar un caballo dependerá de diversos aspectos como el clima en que habita y la actividad física que realiza. En lugares cálidos puede ser necesario bañarlos más seguido y, lógicamente, a mayor ejercicio, mayor frecuencia del baño.

Tenga en cuenta que el uso excesivo de shampoo reseca la piel del caballo, eliminando la grasa que lo impermeabiliza y lo protege del sol, el agua, el frio y otras condiciones del medio ambiente.

La resequedad provoca irritaciones, picazón constante, caída del pelo y perdida del brillo en el pelaje; por lo que lo recomendable es acostumbrarse a bañar el caballo únicamente con agua y utilizar el jabón solo cuando sea indispensable.

  • Cepillar frecuentemente a tu caballo es más importante que bañarlo:

El cepillado, además de ser un factor clave en la higiene básica del caballo, es una práctica que permite establecer un vínculo afectivo de amistad y confianza por parte del animal, que se relaja y siente placer al ser cepillado. Al relacionar esta rutina con la presencia de su amo,  se producen efectos muy positivos en sus sensaciones hacia él.

En materia de limpieza, el cepillado elimina suciedad, polvo, pelo suelto y células muertas de la piel, permitiendo además que circule la grasa natural de la piel, para que se expanda por todo el cuerpo y brinde mejor protección.

Además sirve para masajear y oxigenar la piel lo que fortalece y mejora la calidad del pelaje dándole brillo y sedosidad.

 

JULIAN MAURICIO DUQUE A.

SOCIAL

Síguenos en nuestras redes sociales